LIMPIEZA FACIAL CON DESINCRUSTE

La piel seborreica es el resultado de desequilibrios en el manto hidrolipídico por aumento de la secreción sebácea y sudoral.

Esta excesiva secreción sebácea que a veces es oleosa y fluente se vuelca sobre la superficie cutánea en forma manifiesta; pero otras veces por modificaciones en la calidad del sebo éste se vuelve más duro y suele quedarse retenido en el conducto excretor dando origen a los comedones.

A simple vista se observa un cutis poroso, húmedo y brillante, consecuencia de la excesiva secreción sebácea y sudorípara. Otra particularidad es la alta actividad de la flora bacteriana, acompañada por un olor característico, producto de la peroxidación biológica de las grasas.

El desincrustese realiza con la ayuda de aparatología de corriente continua que facilita la penetración en la piel a nivel superficial de productos ácidos, cuya finalidad es la de disolver la grasa.

Indicación: Recomendado en pieles muy grasa y seborreicas

Uso de Aparatología:  Brossage, vaporizador de ozono, desincrustor, alta frecuencia

Tiempo del tratamiento: 60 minutos.

Frecuencia del tratamiento: Se recomienda para esta patología recurrir a la ayuda de aparatos de corriente continua, las cuales se iniciarán con sesiones semanales, que serán espaciadas según el control y opinión de la Esteticista.