REVITALIZACIÓN FACIAL

La piel desvitalizada ofrece un aspecto flácido, desnutrido y sin color. Suele atribuirse el problema al mal riego sanguíneo a nivel de la dermis. La desnutrición afecta principalmente a las fibras colágenas y elásticas responsables de la tonicidad y firmeza de la piel, que por tal motivo se va volviendo flácida a causa de la distención del tejido. Como consecuencia, se observa un aspecto ajado, de poros abiertos y de color marchito y sin brillo.

La técnica utilizada en este tratamiento va orientada a devolver a la piel la lozanía, luminosidad y salud. Se aplica con la ayuda de aparatología adecuada, maniobras estimulantes, concentrados y cremas dermocosméticas como vitamina C, colágeno y elastina, etc.

Indicaciones: Pieles flácidas, desnutridas, de coloración opaca, con líneas de expresión

Aparatología: brossage, vaporizador, alta frecuencia, Vacun, Rayos infrarrojos, ionización, microcorrientes, Electroporación.

Tiempo estimado de Tratamiento: 75 minutos

Frecuencia del tratamiento: Dos sesiones semanales o una semanal.